domingo, 4 de enero de 2015

Homenaje a Roberto Arlt, Cuento: El pan dulce del cesante.



Texto propio:

La miro mientras prepara unos emparedados de polenta.... en su cocina chiquita y oscura.
Está concentrada y siento cuanto la quiero.
Su pelo castaño, liso, suave y finito...
Su piel algo verdosa, aun tensa.
Sus ojos profundos, como un animal prehistórico que pelea por su vida, enmarcados en esas ojeras, en tanto dolor.
Su nariz es recta, afilada, fuerte, decidida.
Su boca está cerrada.
Toda su expresión es a la vez de fortaleza y desamparo, tan extrema y tan opuesta.
Su cuerpo fuerte, sus pechos grandes.
Las manos cortando las verduras, se mueven lento, imprecisas y tímidas.. delgadas huesudas, hermosas.
Tiene un vestido rosa oscuro que la hace verse mayor. No se bien su edad.

Se limpia las manos en su delantal, se descalza y  pone una música alegre.
Se distiende.
Sus pies  se apoyan en el piso un poco abiertos, como garras.
Sus ojos cambian de expresión.
Su belleza estalla,  sale por sus poros, lo ilumina todo.
La abrazo fuerte y ldescanso.


No hay comentarios: